viernes, 15 de octubre de 2010

Je t'aime Babel

El otro día conocí a una chica en Madrid y que al saber que era valenciano nos pusimos a hablar de los idiomas minoritarios. Comentó un caso que le pasó en Barcelona o por Catalunya que le hablaron en catalán y que por supuesto no entendió nada de lo que le decían.

Sin entrar en ideas políticas y estas cosas, le comenté que eso forma parte de la cultura de cada región y que no se podía ni se debía perder, dentro siempre de los límites de la educación. Que no era un tema de una región en concreto, si no a nivel individual de la persona con la que estas tratando.

No sé si la convencí, así que ya pasada la charla, me puse a pensar sobre el tema y como hubiera podido encaminar la conversación.

Desde el punto de vista práctico, todo el mundo debería hablar inglés, claro, allá donde vayas, más o menos, te entienden. Sin embargo, si fuera así, no podrías ir a Roma a tomarte unos spaghetti, o a Donosti a tomar unos pintxos. Si conocieras una chica en París, ya no le podrías decir je t'aime. No te tomarías una bier en Berlin y no podrías brindar diciendo zdrowie en Varsovia o zdravje en Ljubljana. Llegarías a Beijing y tendrías que decir Hello! en vez de 你好 (Nihao!) o a lo mejor no agacharías un poco la cabeza para saludar a alguien en Tokyo diciendo こんにちは (Kon'nichiwa). Es posible que no existieran nombres tan bonitos como Andrea. O poder llamar a algún amigo pibe en Buenos Aires o pendejo en Tijuana.

En fin, muchas gracias Babel!!!!
Publicar un comentario